Rentable vender tu sentencia

Beneficiario: ¿Es rentable vender tu sentencia?

 ¿Qué es el costo de oportunidad?  

Antes que nada, es importante clarificar qué es el costo de oportunidad. El costo de oportunidad es un concepto utilizado en la economía, lo que busca es asignar un costo alternativo a una decisión tomada. Es decir, designa un costo de la decisión basado en la alternativa disponible a esta decisión. En otras palabras, es el valor de la alternativa que no se eligió. Ilustremos lo dicho con el siguiente ejemplo: el costo de oportunidad de comer un huevo recién puesto hoy, es no comer una gallina dentro de unos meses. Esto, porque la decisión de comer el huevo hoy implica no recibir la alternativa de la decisión contraria, en este caso, que el huevo fertilizado crezca y se convierta en gallina.  

Relación costo de oportunidad y la venta de mi sentencia.  

Dijimos al principio de esta digresión que es posible analizar el costo de oportunidad una vez tomamos una decisión. De este modo, es esencial analizar el costo de oportunidad de vender o no vender la sentencia con Confival, puesto que implica la toma de una decisión. Reconozcamos entonces, el costo de oportunidad de no vender mi sentencia con Confival hoy es no recibir el dinero de mi sentencia en el corto plazo. Esto implica no poder invertir mi dinero hoy y por ende no poder poner a producir mi dinero hoy.  

Claro está que es decisión del beneficiario decidir la utilización del dinero y de esto dependerá el valor monetario del costo de oportunidad de la decisión. En otras palabras, el costo de oportunidad dependería de lo que el beneficiario haga con el dinero hoy. Partiendo de este hecho, ilustraremos este concepto con un ejemplo:  

El árbol de paulownia vs la multitud de árboles   

Como se discutió, la venta de una sentencia depende directamente de la actividad del beneficiario y el fin último del dinero. Sin embargo, algo es claro: el costo de oportunidad de no vender mi sentencia con Confival es no poner a producir mi dinero hoy, pues este estaría en manos del Estado y no sería posible utilizarlo en la actividad deseada. Para ilustrar lo mencionado, nos remitiremos a un ejemplo de siembra de diversos árboles.  

Vender tu sentencia con Confival, permitiría al sembrador, sembrar todo tipo de árboles en el corto plazo. Por ejemplo, árboles de aguacate, naranjos, limones, mangos, fresas, etc. De este modo, con la siembra permitiría el sustento familiar y la venta por varios años de estos frutos a raíz de la inversión inicial. Cada árbol da frutos de manera constante y el tiempo de cosecha es variable, dando frutos a lo largo de todo el año. De este modo, se obtendrían frutos diarios y el sustento diario para la familia por varios años.  

En su lugar, no vender la sentencia con Confival, sería como plantar un árbol de paulownia, que demora en crecer y no produce un fruto, sino que es un árbol maderable. Dicho árbol demora en su crecimiento alrededor de 7 años, lo que demora aproximadamente el pago de una sentencia por parte del Estado. Claro está que este árbol tiene una rentabilidad al final. Sin embargo, no produjo frutos durante 7 años. Esto implica un periodo largo de tiempo donde no hay producción, no hay sustento para la familia, dada la falta de liquidez.  

¿Se puede hablar de mayor rentabilidad cuando se vende la sentencia? 

Como se mostró en el ejemplo anterior, la rentabilidad depende de la inversión que decida hacer la persona al momento de recibir su dinero. Sin embargo, es clave comprender que el dinero hoy en tus manos permite invertir hoy y poder poner a producir el dinero hoy. Esto implica, años del dinero rentando, lo que no ocurriría de estar el dinero en manos del Estado. En este orden de ideas, para ti, beneficiario no solo puede ser altamente rentable la venta de tu sentencia, sino que te permitirá el sustento de tu familia en el corto plazo.  

¿Qué debo hacer si deseo vender mi sentencia?  

Es muy fácil. Lo único que debes hacer es cotizar tu sentencia. Para ello te pediremos unos datos iniciales y nos contactaremos contigo. Es un proceso sencillo y en menos de tres meses promedio (luego de aceptada la propuesta) obtendrás tu dinero. De este modo, podrás invertir y multiplicar tu dinero.  

Si te gusto este post, puedes compartirlo con alguien más

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email