CONDENAN AL EJÉRCITO NACIONAL

POR MUERTE DE ALEJANDRO PRIETO*

El día 4 de mayo de 2007, aproximadamente a las 5:45 de la mañana, soldados del Batallón de Infantería de Selva No. 34 “Juanambú” de Florencia, Caquetá, se presentaron en la finca habitada por el señor Alejandro Prieto* para realizar un operativo. Después de algunas horas, los hijos del señor Prieto fueron a ponerle comida a los animales y, mientras hacían esto, los menores escucharon unos disparos. Al regresar a la casa, su padre se encontraba muerto.

Según los militares, la muerte se produjo como resultado de un combate con subversivos. Posteriormente, el Ejercito informó que en el combate utilizó 172 cartuchos calibre 5.56 milímetros, además de 4 granadas calibre 40 milímetros, lo que resulta exagerado si se tiene en cuenta que se trababa de un solo presunto guerrillero. Además, el señor Prieto no registraba antecedentes delictivos, por el contrario, era un líder social que se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal de la Verada.

En vista de lo anterior, el Juzgado 66 de Instrucción Penal Militar adelantó las investigaciones respectivas, encontrando que el señor Alejandro Prieto no fue dado de baja en un combate, sino ultimado y presentado como un subversivo. Todo esto desembocó en la captura del teniente Andrés Fernando Izquierdo Muñoz y de los soldados profesionales que intervinieron en este homicidio.

Finalmente, el Magistrado ponente Álvaro Javier González Bocanegra, del Tribunal Administrativo del Caquetá, declaró a la Nación (Ministerio de Defensa y Ejército Nacional) responsable de la muerte del señor Alejandro Prieto, por tratarse de una ejecución extrajudicial. Además, el fallo los obliga a indemnizar a los familiares de la víctima por concepto de perjuicios morales y materiales.

Desde el 11 de octubre de 2017, los familiares del señor Alejandro Prieto tienen a su favor una suma de dinero, sin embargo, no han podido hacer uso de la misma, ya que el Estado no tiene el presupuesto para pagar, en este momento, la condena que le fue impuesta.

Por este motivo, los familiares del señor Prieto, por medio de su abogado, se acercaron a CONFIVAL y se encuentran negociando la sentencia. En promedio, recibirán el pago 3 años antes que si lo esperan por parte de la Nación.

Como este, hay muchos casos de personas que han sufrido el rigor de la guerra y, a pesar de tener una sentencia a su favor, no han podido recibir la indemnización que merecen.
Si es beneficiario o abogado de un caso de reparación directa, ¡no espere más! Póngase en contacto con nosotros y reciba el pago ahora.

*El nombre de la víctima fue cambiado por seguridad de los familiares